Los valles vecinos

DE BIELSA

Bielsa, en el corazón del Pirineo Central, es un buen punto de partida para conocer otros territorios de gran belleza.

Gracias al Túnel Internacional podemos visitar a nuestros vecinos franceses y admirar sus espectaculares paisajes o disfrutar de sus pistas de esquí en invierno con Bielsa como «campo base».

Valle de Chistau

PURO PIRINEO

El Valle de Chistau es uno de los valles más auténticos y preservados de los Pirineos. Valle vecino del este, con Chistau compartimos montaña y fuertes lazos históricos y de amistad. Sus pueblos y su montaña, presidida por el Lardana (Posets) y enclaves emblemáticos como Viadós o la Basa la Mora, bien merecen una visita. 

Francia

AL OTRO LADO DEL TÚNEL

El Pirineo francés al otro lado del Túnel de Bielsa-Aragnouet nos ofrece un amplio abanico de posibilidades. Bellos pueblos y magníficos paisajes como la Reserva Natural de Néouvielle y los Lagos de Cap de Long hacen de la zona un gran destino desde Bielsa. Las pistas de esquí de Saint-Lary, Peyragudes o Piau-Engaly, a tan solo 30 minutos de Bielsa, son un paraíso del esquí. 

Tella

UNA ALDEA CON MAGIA​

Con Tella, uno de los pueblos con más identidad del Pirineo Aragonés, también compartimos montaña y hermandad. La tranquilidad de sus calles, su dolmen prehistórico, el Museo de la Brujería, la Cueva de los Osos o la Ruta de las Ermitas hacen de esta aldea un destino ineludible durante tu estancia en Bielsa.

Aínsa

Y EL VIELLO SOBRARBE​

Aínsa, capital histórica del Sobrarbe, es una villa medieval muy bien conservada y catalogada como uno de los pueblos más bonitos de España.

Bajo la Peña Montañesa, Aínsa y sus numerosos pueblos aledaños son otro de los destinos estrella de la zona.

Ordesa

Y EL PARQUE NACIONAL

Monte Pérdido es el vértice del Parque Nacional de Ordesa. Junto con nuestro Valle de Pineta, el espectacular Cañón de Añisclo, las Gargantas de Escuaín y el sorprendente Valle de Ordesa hacen de este Parque Nacional una auténtica joya de montaña.