Los Bailes

Y EL BELSETÁN

Bielsa cuenta con un amplio repertorio de canciones y danzas tradicionales con una fuerte influencia francesa que contrasta con el resto del folclore pirenaico aragonés. En la época estival es posible escuchar y ver bailar estas antiguas melodías en las distintas fiestas patronales del valle. 

El traje típico

DE LA VALLE BIELSA

El traje de montañesa consiste en un corpiño de mangas largas, desprovisto de adornos, de color negro, cerrado con cordones flojos sin que se vea el pecho de la camisa. Se cubre con un pañuelo de seda con flecos, colorido y de grandes dimensiones. La falda cubre hasta el empeine, de vuelo redondo y con delantal fino sobre ella. Las mujeres llevan un pañuelo doblado a la cabeza, que en el caso de las mujeres solteras va anudado a un lado y en las casadas detrás. Zapatos y pendientes de dos cuerpos y gargantilla completan la vestimenta.

Los hombres visten camisa blanca y encima un blusón de tela oscura anudado sobre el vientre y/o un chaleco con botones. La faja es amplia y cubre hasta el arranque de la pierna. Calzón abierto, con amplios calzoncillos asomando las marinetas. Medias de estambre y peales negros de lana, con alpargatas de cintas.

 

La música

TRADICIONAL

La gaita de boto aragonesa siempre ha sido el principal instrumento musical de Bielsa y los valles aledaños. Acompañada de algún instrumento de cuerda como la guitarra o la bandurria, o de percusión como la pandereta, servía para entonar las distintas canciones tradicionales. También era frecuente escuchar la flauta o el chiflo, el violín, y ya en el s. XIX, el acordeón.

La importancia de la gaita se ve reflejada en esta letra: «la muller del gaitero tiene fortuna, era tiene dos gaitas, las altras una» (la mujer del gaitero tiene fortuna, ella tiene dos gaitas, las otras una).

Los bailes

Y DANZAS DE BIELSA

En Bielsa se conservan numerosas danzas tradicionales, algunas muy antiguas y otras más modernas de clara influencia francesa, fruto de la histórica relación con el país vecino. El Villano, El Chinchecle, El Cadril o El Tin-tan son interpretadas en las fiestas patronales de los pueblos del valle gracias a el Corro d’es Bailes de La Valle Bielsa. Se trata de danzas en grupo en las que se ocupa un amplio espacio. Algunas de estas canciones tienen letra en belsetán.

El belsetán

NUESTRA LENGUA

El belsetán es uno de los dialectos de la lengua aragonesa, una lengua romance que se habló con normalidad en el Pirineo Aragonés hasta principios del s. XX. Debido al aislamiento geográfico cada valle tenía su propio dialecto del aragonés, encontrando así el cheso, el belsetán o el chistabín, entre otros. La llegada de las carreteras, la educación y el turismo hicieron que el belsetán fuera perdiendo presencia.

Hoy en día son muy pocos belsetanes los que lo hablan y mantienen vivo. Varios vecinos han hecho sendos trabajos sobre el belsetán, como «Barré», «Baitico» o Chabier Lozano, y en el Museo se guardan como oro en paño diversos documentos en esta lengua. La toponimia del valle es un claro ejemplo del antiguo uso del belsetán.