El Museo

DE BIELSA

En el interior del bello edificio renacentista del Ayuntamiento de la villa aguarda el Museo de Bielsa, un magnífico centro expositivo que gira en torno a la vida tradicional y la Historia de nuestro valle. Gracias al trabajo de José María Escalona, belsetán impulsor del museo, podemos disfrutar de su gran colección de documentos y fotografías de diversas épocas y el espacio dedicado a «La Bolsa de Bielsa». 

La vida en Bielsa

LA CULTURA TRADICIONAL

En la primera planta se exponen la historia y cultura del valle, desde sus orígenes hasta un pasado reciente. Mediante paneles, objetos, fotografías y ordenadores de consulta, se nos acerca a la economía (ganadería, agricultura, minería, la madera, la electricidad, el contrabando…), la demografía, el idioma (belsetán), la gastronomía, la indumentaria, la arquitectura tradicional…

La Bolsa de Bielsa

Y EL EXILIO A FRANCIA

También en la primera planta se dispone de un espacio destinado al capítulo más traumático de la Historia de la sociedad belsetana: «La Bolsa de Bielsa». En 1938, en plena contienda civil, Bielsa fue bombardeada por la aviación bajo las órdenes del Franquismo, debido a la resistencia que allí oponía la 43 División del ejército republicano. Este hecho provocó un éxodo masivo de la población civil a Francia y la condena al exilio, del que muchos no volvieron.

El Museo de Bielsa dispone de una cantidad excepcional de documentos, fotografías y armamento de la contienda que marcó un antes y un después en la Historia de la villa. Además, una proyección sobre este terrible suceso nos ayudará a comprender en profundidad la tragedia de Bielsa, la tragedia de un pueblo.

El Carnaval

Y LA CASA TRADICIONAL

La segunda planta está destinada a la casa tradicional y el Carnaval de La Valle Bielsa. En ella se han recreado los diferentes espacios más representativos de la casa, como la cocina tradicional con dos figuras vestidas con el traje típico, y la falsa y la alcoba con objetos y utensilios de la época.

En otro espacio, una proyección a dos pantallas nos introduce en la fiesta por excelencia del valle, el Carnaval. Así mismo, se han recreado los diferentes trajes típicos para poder aproximarnos a esta tradición belsetana que nunca ha dejado de celebrarse, ni siquiera en los años más difíciles.