CULTURA

del valle

Bielsa ha sabido mantener sus raíces y sus tradiciones hasta hoy. Como en todos los valles de los Pirineos, aquí la vida y la economía dependía de la naturaleza que nos rodea. Con la ganadería como principal fuente de sustento, esta comunidad pastoril creó su propia identidad en medio de las montañas. 

Y ECONOMÍA DE BIELSA

Un pueblo de montaña

Junto a la ganadería, la madera y las minas fueron las principales actividades económicas del valle. También el contrabando con Francia permitió a muchas familias prosperar en tiempos de escasez.

La Guerra Civil marcó un antes y un después en el valle, pues en 1938 este quedó totalmente arrasado por los bombardeos de la aviación del bando Nacional, durante el episodio conocido como «La Bolsa de Bielsa». 

DE LA VALLE BIELSA

El rito y la fiesta

El Carnaval de La Valle Bielsa es la manifestación cultural más importante de este valle. Sus orígenes se pierden en el tiempo y sus personajes y simbolismo nos transportan a épocas más primitivas. Incluso en los años de la guerra y la dictadura el Carnaval no dejó de celebrarse. 

Los bailes y el belsetán

Los belsetanes han sabido conservar bien su folclore. Canciones y danzas tradicionales componen un amplio repertorio de música hecha para el baile. En las fiestas del valle, el Corro d’es Bailes de La Valle Bielsa se encarga de mostrar y mantener nuestras melodías y nuestros bailes.

El belsetán, nuestro dialecto del aragonés, puede escucharse en algunas de estas canciones.

DE BIELSA

La memoria del valle

El Museo de Bielsa, creado gracias al maestro y fotógrafo belsetán José María Escalona, es un importante centro documental y etnográfico que mantiene viva la memoria del valle.

Con varias salas y un generoso archivo fotográfico de diversas épocas el museo hace un recorrido por la Historia y la vida del valle.