Invierno

EN BIELSA

la magia de la nieve

La montaña enmudece en invierno. Un manto blanco se instala en el valle cubriendo todo el paisaje. En los días fríos y tempestivos es cuando realmente se siente la dureza de este maravilloso territorio salvaje, pero esta estación también regala estupendas jornadas de sol para disfrutar de la nieve.

Las pistas de esquí

Al otro lado del túnel, a tan solo 40 min de Bielsa, podemos disfrutar de las excelentes estaciones de esquí francesas de Piau-Engaly y Saint-Lary. Algo más lejanas se encuentran Peyragudes y La Mongie-Tourmalet. En Parzán dispones de alquiler de esquís y venta de forfaits para estas estaciones.

Por todo esto, el valle de Bielsa es un destino de esquí magnífico y diferente, lejos de las aglomeraciones de otras estaciones.

Escalada en hielo

El valle de Bielsa es una de las mejores zonas de los Pirineos para la práctica de la escalada en hielo. Las cascadas de hielo de Pineta y el Túnel Internacional son el paraíso de este deporte invernal.

Espacio Nórdico

En el Circo de Pineta se encuentra el Espacio Nórdico de Pineta, con alquiler de material y 4 excelentes circuitos de esquí de fondo que ofrecen un total de 25 km esquiables. Las salidas con raquetas de nieve son otra estupenda opción de disfrutar del monte en invierno. Si eres aficionado al mushing, en este espacio encontrarás el lugar perfecto para entrenar.

Si lo tuyo es el esquí de montaña, nuestro valle y la vertiente francesa también te ofrecen estupendas rutas de esquí de travesía.

Museo de Bielsa

En invierno anochece pronto, así que una buena opción para pasar la tarde es visitar el Museo de Bielsa, un importante centro expositivo del valle. El entorno, la cultura tradicional o «La Bolsa de Bielsa» son algunas de las temáticas en las que se centra este espacio cultural.

El Carnaval de Bielsa

Con el fin del invierno se celebra la fiesta con más arraigo y personalidad del valle: el Carnaval de la Valle Bielsa. De jueves a domingo la villa es invadida por curiosos personajes tradicionales y la diversión está asegurada. La primavera ya asoma, una vez más, a las puertas del valle.