Franais - English
Inicio arrow Cultura arrow Arquitectura
 

Inicio
Situacin
Ncleos
Valles
Planos
Ibones
Naturaleza
Archivo Museo
Cultura
Deportes
Album de fotos
Servicios
Alojamiento
Telfonos
Contacto
Agenda
Meteo
Enlaces
Mapa Web
Noticias

 

Arquitectura E-Mail
martes, 04 de diciembre de 2007
  

  
La vivienda en el valle de Bielsa
Arquitectura popular es la realizada en el medio rural, por autoconstrucción, adaptándose al medio climatológico y paisajístico, y utilizando materiales extraídos del propio entorno, por lo que apenas tiene variaciones en el tiempo.
En la arquitectura popular lo que más pesa son el uso y la costumbre, los modos de vida, así como las tradiciones locales y la acumulación de experiencias en materia de construcción.

El valle de Bielsa fue muy castigado durante la última guerra civil, de modo que muchas casas fueron destruidas, reconstruyéndose gran parte de ellas con criterios actuales. De todo el valle sólo conserva su fisonomía primitiva Chisgüés, con construcciones del siglo XVII, donde se mantienen vigentes los modos de vida tradicionales y donde pervive el modelo de casa menos evolucionado, de planta rectangular y que constituye la simple evolución de la borda.
  

  

TIPOLOGIAS
En el Sobrarbe, comarca en la que ubica el valle de Bielsa, sus distintos tipos constructivos siguen una tónica general, aunque las peculiaridades de cada territorio son notorias al responder a condiciones y determinantes particulares.
Los distintos tipos de vivienda de la comarca han sido codificados en los siguientes modelos tipológicos:
  
  Casa-bloque
Alberga bajo el mismo techo, aunque en distintos locales, a la familia, los animales, las cosechas y el utillaje, por lo que suele pertenecer a campesinos que poseen poco ganado.
  
  Casa-patio
En la que hombres y animales ocupan construcciones diferentes.
  
  Casa fuerte
De apariencia tradicional aunque con más referencias cultas, posee un aspecto fortificado con la adición de torres.

  
  Borda
Cabaña donde se alojan pastores y ganado. Tienen forma paralelepipedica y techumbre a doble vertiente.
Bajo la cubierta se aloja el piso superior abuhardillado, que se utiliza como dormitorio temporal o como almacén de forraje.
  
  

CARACTERÍSTICAS
En las calles estrechas y tortuosas de las poblaciones del valle de Bielsa se alinean las casas-bloque unidas por sus muros de medianería, pero también existen núcleos con casas aisladas, de una sola planta, muchas de éstas correspondientes a la tipología de casa-patio.
  

  Volumetria exterior
En las edificaciones del valle de Bielsa destaca la línea quebrada de sus tejados, las maclas de sus paramentos, las desembocaduras de las chimeneas y los volúmenes correspondientes al hogar o "fogaril", que sobresale de la línea de la fachada y se protege con un tejadillo de losas.
  

  
  Materiales y técnicas

Los edificios se construyen con piedra tallada en sillarejos o en manpuestos, trabados con piedras de mayor tamaño que atraviesan el muro llamadas "llaves", y asentados con argamasa de cal o barro.
  
    Materiales de cubrición

Van desde la laja de piedra a la teja árabe o la tableta de madera de abeto, siendo frecuentes los tejados achaflanados en uno de sus extremos formando un peto "pabellón".
  
    Paramento mural
Llegaba a adquirir un grosor de unos 50 cm. y podía revocarse, mientras que la tabiquería interior se realizaba con madera y yeso.

  
  Forjados

Los forjados de las cubiertas se construyen con hileras sobre las que se ubican tableros de madera. Encima se colocan las lajas de pizarra o las "tabletas" de madera. En los forjados de entreplanta se utilizan vigas o rollizos de madera sobre los que se apoya la solera, las lajas de piedra en las habitaciones, o el mortero de yeso.
  
  Patios
Podían enlosarse o empedrarse con canto de río formando algún dibujo sencillo, que recibe el nombre de "rullata".
  
      Escalera
Arranca desde el patio, se realizaba con peldaños formados por pisas de piedra, en cuya contrahuella se excava una oquedad para que quepa el pie. También hay peldaños de tabla de madera ensamblada a dos zancas laterales.
  
  Vanos
Son numerosos para ganar luz. Las ventanas son adinteladas y en arco dovelado, pudiendo ser los dinteles de piedra o madera.
Abundan los balcones, abiertos en los últimos siglos, que cuentan con soleras de sillar o de losa sobre canes de piedra.
  
   Puertas
Son bien adinteladas o bien en arco de medio punto, rebajado o apuntado o en arco adintelado.
  
  Aleros

Los más comunes son los formados por el simple vuelo de lajas, pero los hay de múltiples formas.
  Chimeneas
Se ubican en la planta baja o en el primer piso. Son de forma troncocónica o trocopiramidal y coronan el hogar de la cocina, que sigue siendo la pieza principal de la casa.
  
  El hogar
El hogar o "llar", en el centro de la cocina y presenta la división en dos pisos: la parte alta de la base "caminal" y la baja "fogaril".

De una viga que recorre la luz de la falsa de la chimenea, llamada "barre" , cuelga la cadena o "cremallo", el candil para teas, algunos productos de la matacía, que así adquieren un sabor ahumado, y otros utensilios culinarios, como el trébede o "caballet".
Alrededor del hogar se hallan las "cadieras", y en uno de sus muros se dispone una mesa abatible de madera.
En otros lugares se sitúan los "paradores", estanterías para platos, "almadios", el "rastiller" o soporte para colocar las tapas de los pucheros, y el arca para guardar los alimentos.
  
  Habitaciones
Las estancias privadas suelen contar con un espacio común, la "sala", y unos compartimentos o "alcobas".
 
< Anterior   Siguiente >
Enlaces | Mapa Web | Contacto